Cazando rayos durante una tormenta eléctrica

No sé mucho sobre meteorología, pero en verano es común la ocurrencia de tormentas eléctricas con aparición de rayos y relámpagos. Si uno tiene la posibilidad de vivir en altura (edificio de varios pisos), con una buena vista, es una gran oportunidad para "capturar" estos rayos con nuestra cámara fotográfica. Quisiera compartir mi receta para cazar rayos y algunas fotos como resultado.

Por supuesto esta receta se basa en una cámara de tipo DSLR o cualquiera que admita algún tipo de modo manual para controlar el enfoque, tiempo de exposición, apertura, sensibilidad ISO y retraso de disparo.

Antes de comenzar, cabe destacar que la técnica utilizada para cazar rayos es una exposición larga. No es muy probable que el fotógrafo sea lo suficientemente rápido de reflejos para gatillar en el momento que cae un rayo o relámpago. Por ello lo mejor es abrir el obturador unos 30 segundos con la esperanza de que algún rayo caiga durante ese lapso de tiempo (algo bastante probable en tormentas de verano con nubes muy cargadas).

Al tratarse de fotografía de larga exposición es indispensable contar con un trípode o una superficie plana en donde repose nuestra cámara. En mi caso utilizo el marco de la ventana de mi departamento, con la cámara propiamente anclada para evitar accidentes. Es posible ayudarse con bolsas de arroz o legumbres para lograr una posición estable y conseguir la composición deseada.

Como de noche hay muy poca luz, será necesario utilizar enfoque manual. Recomiendo enfocar al infinito (por ejemplo en las ventanas de los edificios en el horizonte) empleando la pantalla y el zoom máximo del display. De esta forma se logra el enfoque más preciso.

Emplear el modo manual con 30 segundos de exposición, apertura f/8 ó f/9, sensibilidad ISO 100 o 200 (dependiendo de la apertura utilizada) y control de disparo de al menos 2 segundos de retraso (para evitar mover la cámara al momento de medir y gatillar).

Si tenemos suerte es probable que caiga un rayo durante el lapso de 30 segundos:

Lógicamente a veces esto no sucede, incluso ocurre que cae una batería de rayos justo al finalizar la exposición, pero no hay que desanimarse e insisitir.

Como decía anteriormente, en tormentas de verano es probable que caigan dos o tres rayos en el lapso de 30 segundos. En esta captura se observan 3 relámpagos (rayos que no tocan tierra):

Pero con un poco más de suerte podremos capturar uno o dos rayos grandes:

Luego de una buena faena logré capturar 4 rayos y 2 relámpagos en una sola toma:

Link al álbum completo en Google Photos